El ruido es un elemento distorsionador que invade el ambiente que nos circunda produciendo un deterioro en la calidad de vida.  En niveles altos y sostenidos en el tiempo causa trastornos físicos como la pérdidas de audición y también desequilibrios psicológicos.

Desde comienzos de la industrialización hasta nuestra actualidad la “contaminación acústica”  ha ido  en aumento, sobre todo en las ciudades densamente pobladas. Pero solo en los últimos años se ha considerado como contaminante ecológico y se han tomado las decisiones para formular normativas al respecto.

Ruido, un peligro invisible

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que el 76% de la población que vive en centros urbanos sufre un impacto acústico superior al recomendable. En España, uno de cada cuatro personas está expuesta a niveles de ruido superiores al umbral establecido por la Unión Europea, es decir, 55 dB durante el día y 50 dB por la noche y lo convierte luego de Japón, en el segundo país más ruidoso del mundo.

Principales causas de contaminación sonora

  • el transporte
  • la industria
  • la construcción
  • las obras públicas

 Contaminación sonora en el sector industrial

Las empresas que poseen sectores con alta presencia de ruido por normativa deben brindar a sus empleados equipos de protección auditiva. Un trabajador sin la protección adecuada puede sufrir molestias y elevados niveles de estrés, alteraciones de sueño, reducción de la capacidad cognitiva y un riesgo elevado de enfermedades cardiacas y respiratorias.

Además se debe realizar una correcta Insonorización de la zona de trabajo comprometida.

La insonorización industrial tiene como objetivo atenuar el ruido utilizando materiales aislantes. Estos impiden que las ondas sonoras se esparzan fuera del recinto, así como también aislar las operaciones industriales para alejarlas de los lugares residenciales. Conjuntamente con lo mencionado anteriormente, se debe realizar un constante mantenimiento de la maquinaria ya que resulta esencial en el control de ruido en los equipos de trabajo.

Nivel de Ruido en espacio de trabajo

El nivel de ruido que permiten las normas sobre ruido de la mayoría de los países es, por lo general, de 85-90 dB durante una jornada laboral de ocho horas.

España posee una normativa propia pero luego tendremos la legislación autonómica y la local, por lo que necesitaremos ir a la ordenanza municipal de cada población para conocer cuáles son los valores límite de inmisión para cada zona de uso predominante del suelo y hora del día.

Otros daños causados por altos niveles de ruido

  • Irritabilidad
  • Alteraciones de sueño
  • Disminución de la agudeza visual
  • Afecta la visión del color
  • Aumenta la secreción de ciertas hormonas
  • Aumenta la frecuencia respiratoria
  • Hipertensión
  • Taquicardia
  • Aumenta la secreción gástrica y la motilidad intestinal

Concientización

Desde 1996 se ha elegido el último miércoles del mes de abril, para celebrar en todo el mundo el Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido.

Es una acción más para concientizar a la población sobre este contaminante “invisible”, al que aún se le otorga muy poca importancia a pesar de los numerosos estudios científicos que prueban el impacto negativo que tiene el ruido en la salud y la calidad de vida de las personas.