Empresas como gruposolivesa.com ayudan a que todo el mundo encuentre sus tarifas energéticas más económicas. Pero son muchas las dudas que estas facturas plantean para los abonados. Por ejemplo, el funcionamiento de las tarifas planas.

Estamos acostumbrados a las tarifas planas de teléfono que nos permiten hablar despreocupadamente. Da igual los minutos que se consuman cuando se tiene una tarifa plana total, porque el precio va a ser el mismo todos los meses. Pero, ¿pasa esto con la luz o con el gas? La respuesta es que no, ya que las tarifas planas energéticas se parecen más a una tarifa de minutos, por decirlo de algún modo.

¿Luz y gas?

El cliente puede unir la luz y el gas en una única factura, esto hace que le resulte mucho más fácil llevar las cuentas de su economía y, además, puede marcar una tarifa plana. Esto le permite pagar lo mismo todos los meses por su consumo.

Pero la diferencia con una tarifa plana total telefónica es que lo que se paga por la tarifa energética da derecho a un consumo máximo determinado. Si se sobrepasa este consumo a final de año se hacen cuentas con la empresa y habrá que pagar lo que se haya gastado de más. Del mismo modo, si se consume menos de lo que se ha pagado, se devolverá la diferencia.

Fijar una tarifa plana real

La clave está en fijar una tarifa plana acorde con el consumo real y para eso empresas como Grupo Solivesa realizan un estudio de las facturas de los clientes a lo largo del año anterior. Se puede así establecer cuál ha sido su consumo medio a lo largo del año.

A continuación, se habla con el cliente para saber si ha introducido cambios en su consumo, por ejemplo, si se ha comprado una secadora o si ha cambiado su calefacción de diésel por una de gas ciudad. Y se ajustan los cálculos en función de estos cambios.

Así, el precio que el cliente paga cada mes se va a ajustar al consumo que se estima que realice y a final de año, de producirse ajustes, serán mínimos. Incluso es frecuente que las empresas avisen sobre el saldo positivo o negativo que el cliente tiene a mitad de año para que puedan ajustar la tarifa plana si lo consideran necesario para evitar tener que pagar mucho dinero junto a final de año o para pagar menos si tienen un margen amplio.