Los combustibles alternativos han aparecido como una segunda opción a los combustibles fósiles y contaminables que tarde o temprano terminarán por desaparecer. El principal objetivo es que sean, no sólo más ecológicos, sino también mucho más económicos. Y pese a que todavía no hayan alcanzado el potencial de los combustibles fósiles, se trata de una tecnología en desarrollo que está en auge en todo el mundo y triunfando concretamente en España.

Por todo ello, la maquinaria industrial destinada al tratamiento de combustibles alternativos (con máquinas como la criba de discos, el separador densimétrico, el tambor magnético, el molino triturador de residuos, etc.) también experimenta un gran auge y empresas como Domenech Maquinaria, que vende máquinas industriales clave en estos procesos, notan un repunte en la venta a nivel internacional.

De hecho, durante los tres primeros meses de este año, la venta en España de coches de combustibles alternativos ha aumentado un 87,4%, seguido de Alemania con un 67,5%, Reino Unido con un 29,9%, Francia con un 24,8% e Italia con un 17,2%.

El año pasado se vendieron en la Unión Europea un total de 154.754 vehículos, de los cuales 7.599 fueron en España.  Mientras que en 2017, se han vendido 212.945 vehículos y 14.244 en España, potenciando la comercialización de combustibles alternativos y beneficiando al sector considerablemente en nuestro país.

Ya se están planteando nuevos cambios en las actuales estaciones de servicio para crear puntos de recarga rápida para aquellos vehículos que alcancen los 600 km. En cuanto a la variedad de combustibles que se encontrarán en cada una, según Jorge Benito, presidente de la Confederación Española de empresario de Estaciones de Servicio: “probablemente cada estación de servicio encuentre su propio nicho de mercado” y “las que hoy estén más enfocadas al transporte se centrarán más en el GNL porque lo utilizan mayoritariamente los camiones”. Sin embargo añade que no pueden dejar de lado a otras energías ya que son “estaciones de ServicioS, con S mayúscula al principio y al final” y tanto ahora como en el futuro su misión es ofrecer muchos servicios y de gran calidad.

Como vemos el negocio de los coches con combustibles alternativos está en auge e implantándose cada vez más en nuestra sociedad, con el consecuente aumento de demanda en sectores íntimamente ligados, como el de maquinaria industrial encargada del tratamiento de dichos combustibles alternativos.

Esperemos que estos datos sigan mejorando a lo largo de los años, beneficiando tanto a la economía mundial, como al medio ambiente y a la calidad de vida de los ciudadanos.