Info Industrias

Novedades en el ámbito industrial

3 tips para mantener el estrés bajo control en tu jornada laboral

secretaria virtual

Una pequeña dosis de estrés te puede ayudar a ser más productivo y a estar más alerta, pero en exceso puede arruinar tu horario de trabajo y causarte graves problemas de salud.

Por eso, pon en práctica estos 3 tips para mantener el estrés bajo control en tu jornada laboral.

#1 Identifica y resuelve los desencadenantes de tu estrés

La manera más efectiva de mantener el estrés bajo control en tu jornada laboral es mejorar tu reacción y cambiar las situaciones que lo desencadenan.

Analiza la forma en la que has reaccionado en momentos de tensión y proponte corregir lo que sea necesario cuando surja una situación parecida. Si lo haces de esta manera, incluso mejorarás tu desempeño laboral.

Conocer con exactitud cuáles son las situaciones o factores que desencadenan el estrés en ti, te ayudará a enfrentarlo y resolverlo o a evitarlo cuando sea posible. Del mismo modo, identificar cuáles características específicas de tu personalidad o experiencia personales influyen en la forma cómo reaccionas ante los detonantes de tu estrés te ayudará a mantener el control.

#2 Administra tu tiempo

Se requiere disciplina para administrar bien el tiempo. Ciertamente es una habilidad que no todos tienen, pero con un poco de esfuerzo se puede desarrollar y mantener.

Solo tienes que realizar algunos ajustes, por ejemplo, si administras un centro médico puedes contratar una secretaria virtual para profesionales de la salud o, sin importar tu área de trabajo, dedicar a los asuntos más importantes las horas del día en que es menos probable que te interrumpan o te distraigas.

Elabora una lista (mental o escrita) de las tareas más importantes y de las que tengan una fecha de entrega más cercana, sé realista al calcular el tiempo que te tomará realizarlas y ten en cuenta los posibles percances que puedan alargar los diferentes procesos.

Estar dispuesto a ser flexible y razonable te ayudará a aplicar ajustes cuando sea necesario, así mantendrás el estrés bajo control.

#3 Desarrolla un ambiente y actitud positiva

Decora tu espacio de trabajo con algunos cuadros y plantas u otros objetos de tu agrado que creen un ambiente armonioso y esfuérzate por mantenerlo en orden y limpio.

Toma un descanso y respira cuando sea necesario y cuando surja una diferencia con algún colega o compañero soluciónalo siempre de forma pacífica.

Evita sobre analizar los asuntos y no pienses en lo que «hubiera» pasado o «hubieras» podido hacer, porque ese tipo de pensamiento solo te hará perder el tiempo que puedes dedicar a lo que sí puedes hacer para resolver una situación determinada.

Piensa en positivo y agradece las cosas buenas aunque sean pequeñas, esto te ayudará a pasar por alto lo malo, a concentrarte y a ser más productivo y realizar tus tareas con una mejor actitud.